lunes, 10 de marzo de 2008

Incontinencia


Regreso de Granada en jornada electoral, después de vivir un estupendo fin de semana con queridos familiares y amigos. Este 9 de marzo ha estado marcado por las elecciones generales (y, de nuevo, por la reciente incursión del terrorismo en la democracia española, tras el asesinato de Isaías Carrasco en Mondragón). Noche electoral. Me desagrada profundamente cierto espectáculo que solemos presenciar en estas ocasiones. Se desencadena cuando el escrutinio de votos está ya avanzado. Algunos candidatos se muestran, sin rubor alguno, encantados de haberse conocido: de haber logrado atraer la atención del electorado, de haber vencido en tales y tales parámetros estadísticos, de haber sabido representar elevados intereses y anhelos... Toda una muestra de arrogante incontinencia verbal, de triunfalismo chabacano. Como si lo fundamental en unos comicios democráticos fuesen los cabezas de lista de los partidos -más aún: los partidos mismos-. Como si lo que realmente importara no fuese la confianza depositada por los electores y el sagrado sentido de responsabilidad que sus representantes contraen con ellos. Me gustó, por este motivo, la emocionada arenga de Rosa Díez: supo colocar en primer plano lo que nunca debería salir de él: el interés colectivo de los votantes. Cuando uno se fija demasiado en sí mismo, termina por vérsele el plumero.

__________
En la imagen: José Luis Rodríguez Zapatero, durante su alocución en la noche electoral del 09/03/2008. Fuente: http://www.psoe.es.

3 comentarios:

Ángel dijo...

Yo no he querido ni enchufar la tele. Cosa que, por cierto, acaba de hacer mi madre, con lo cual en breve oiré (que no veré) las soflamas de la clase política, que yo ya no sé de qué clase es.

Leo García Jiménez dijo...

Suscribo lo que dices.

Me encantó que Rosa Díez sacara un escaño y entre, de esta manera, en el congreso. Frente a los dos dinosaurios apolillados de la política española, un leve soplo de aire fresco. Ojalá no pase la euforia UPyD (Unión, Progreso y Democracia).

Anónimo dijo...

Tenías que haber puesto otra foto, a Zapatero y a Pepiño dando saltos.¡Que "potito"¡... ¿Chabacano? Eres un santo.